Translate

jueves, 14 de enero de 2016

Revolucionarios

Josué 24:14-16

Definición de “revolución"

f. Cambio violento en las instituciones políticas de una nación:
Ejemplo: la revolución francesa, rusa, etc.

P. ext.,inquietud, alboroto:
Ejemplo: se organizó una revolución en la oficina cuando nos comunicaron que iban a subirnos el sueldo.

Cambio importante en el estado o gobierno de las cosas:
Ejemplo: el teléfono móvil ha supuesto una revolución de las comunicaciones.

astronomía. Giro completo que da un astro en todo el curso de su órbita.

mecánica. Giro o vuelta completa que da una pieza sobre su eje:
Ejemplo: ¿cuántas revoluciones alcanza el motor de tu coche?

Entonces un revolucionario es aquel que esta provocando una revolución, que como ya lo vimos en la definición es un cambio importante en la sociedad, se pretende hacer la diferencia para cambiar pensamientos y acciones equivocadas en la sociedad.

A lo largo de la historia universal han existido hombres y mujeres valientes que siempre serán recordados por cambiar el rumbo de comunidades, pueblos y naciones enteras, hombres que guiaron ejércitos y que lucharon para cambiar la sociedad en que vivieron, algunos de ellos murieron en combate antes de ver el fin de la batalla, pero dieron sus vidas porque creían firmemente en sus ideales y fieles a ellos lucharon hasta la muerte, he aquí un pequeño listado de Personajes revolucionarios que marcaron la historia de la humanidad:

Ernesto Ché Guevara
Nelson Mandela
Mahatma Gandhi
Simón Bolívar
Fidel Castro
Salvador Allende
Martin Luther King
Vladimir Lenin
Mao Tse Tung
Olof Palme
Y sin olvidar al único personaje que ha dividido la historia en 2, el antes y después de él, nuestro señor Jesús, quien siendo Dios estuvo dispuesto a tomar forma de siervo y entregar su vida, él es el más grande ejemplo de un revolucionario que se entregó por amor a otros. (Efesios 2:6-8)

Indudablemente los actos de valentía y entrega de ellos es algo digno de admirar ¿Te gustaría ser un revolucionario? ¿Te gustaría tener una causa noble y tener la valentía y las agallas de luchar por ella hasta el final? ¿Te gustaría marcar la historia como lo han hecho estos Personajes?

Si la respuesta es “Sí” déjame decirte que puedes serlo, puedes lograrlo, y si tu respuesta es “No” quiero que sepas que estas llamado a ser un revolucionario, no importa si tu respuesta es negativa o positiva, Dios quieres hacer historia en tu casa, tu iglesia, tu comunidad, tu ciudad, tu país o el mundo entero a través de ti ¿estás dispuesto?

En el pasaje bíblico que hemos leído hoy, vemos a un hombre revolucionario, alguien que conocía perfectamente a Dios y que sabía muy bien en quien había puesto su confianza, este hombre es Josué, el sucesor de Moisés y quien guió al pueblo de Israel a cruzar el río Jordán y conquistar la tierra prometida, fue él uno de los 12 espías enviados a reconocer la tierra de Canaán y solamente él y Caleb creyeron que Dios les podía dar la victoria y la conquista de la tierra prometida, y en el libro de Josué, en el capítulo 24 está exhortando al pueblo de Israel a temer a Dios y a servirle en agradecimiento por sus maravillas

Es necesario que en nuestras iglesias y congregaciones existan hombres y mujeres como Josué, Que digan: “Sí Señor, yo iré”, que no se atemoricen al ver los gigantes que habitan en la tierra prometida, que estén dispuestos a decir: “Yo y mi casa serviremos a Jehová” que estén dispuestos a cambiar la historia y alcanzar bendiciones para sus familias y para otros, hombres que se atrevan a romper paradigmas, que vivan una vida de adoración a Dios y que su testimonio impacte en las vidas de quienes no conocen de Jesús, gente dispuesta a hacer la diferencia.

Este es el tiempo, el momento en que tú y yo debemos levantarnos, y ser la diferencia, allí donde tú estás, en la iglesia donde te congregas, en el ministerio en que sirves, allí es donde Dios quiere usarte, quiere que estés firme y decidido a servir a Jehová como lo estuvo Josué, quiere que en tu ministerio, hagas la diferencia, que hagas una revolución

Creo que esa es la parte más difícil para muchos creyentes, “hacer la diferencia” porque en nuestra cultura existe un pensamiento incorrecto, que es “los demás hacen esto así y por eso yo también lo hago así”, eso debe cambiar, si tú sabes que algo es correcto debes hacerlo, no esperes a que los demás lo hagan o no dejes de hacerlo porque otros no lo hacen, hazlo por eso, porque es lo correcto

Hacer la diferencia probablemente te va a traer muchas críticas, sobre todo de aquellos que no están dispuestos a hacer lo correcto y no quieren dejar que nadie lo haga, pero te tengo una buena noticia, Dios te recompensará en gran manera el hacer lo correcto, pues ese es el ejemplo que él nos dejó y le agrada de que tú sigas su ejemplo, también el apóstol Pablo en Filipenses 2:5-9 nos manda seguir el ejemplo de Cristo

Entonces ¿Qué debemos hacer?

En primer lugar debemos entender la causa por la que luchamos, entender esto te ayudará a tomar los pasos adecuados para lograr esta causa

Algunas causas por las cuales luchar (entre tantas que existen) pueden ser: traer a más personas a los pies de Jesús, ayudar a otros hermanos a crecer espiritualmente a través de e estudio de la palabra de Dios o la oración, enseñar a otros hermanos aspectos importantes y necesarios para desarrollar con excelencia nuestros ministerios, etc…

Lo importante es entender que nuestra encomienda principal es servir a Dios a través de servir al cuerpo de Cristo en nuestros ministerios, sírvele al señor, piensa siempre en que es lo correcto y decídete a hacerlo.

Teniendo los objetivos en la mira, establece planes y estrategias para alcanzarlos, esto permitirá que sea más fácil llegar a la meta

Siempre es importante planificar, analizar los posibles problemas y crear planes para lograr el éxito, reúnete con tu equipo de trabajo, piensen que es lo que están haciendo mal (no como crítica, sino para corregir los errores), siempre hay formas de mejorar en el servicio a Dios, propongan metas, hagan una lluvia de ideas, o si tienes un ministerio personal (me refiero a que solo tú estás en ese ministerio o rol en la iglesia) planea lo que puedes hacer y mira con anticipación cualquier problema que pueda surgir

Además siempre consulten a otras personas (tu pastor, tu líder u otra persona que tenga más experiencia o que sea capaz de darte un consejo) recuerda que proverbios 24:6 dice: “en la multitud de consejeros está la victoria”

Esforzarse, solo con esfuerzo se logra realizar con excelencia el trabajo

Esfuérzate, los hombre que han marcado la historia, lo han hecho con esfuerzo, eso es lo que el señor espera de ti, que des todo lo que tengas y aún más allá de tus fuerzas, el esfuerzo es la característica por la que muchos personajes han hecho historia, ¡Esfuérzate!

Quiero terminar animándote, probablemente la gente alrededor tuyo te mirará de una forma extraña al verte hacer la diferencia, pero como lo dije antes, si eso llega a pasar no debes preocuparte, el señor está atento a lo que tú hagas, el cuidará que te dejen trabajar en lo que te has propuesto, y una cosa más, el enemigo tampoco estará contento y buscará la forma de desanimarte y hacerte convalecer, para ello toma contigo la armadura de Dios (Efesios 6:10-20) y no olvides que tienes el respaldo divino de Dios en lo que deseas hacer.

Sé un revolucionario, haz la diferencia, Que Dios te bendiga

EG.